Palm Springs

Palm Springs

Divertida y graciosa, funciona bastante bien. El personaje masculino sobre escolarizado, nihilista, resentido, irónico hizo un boom en la era Trump. DFW dijo alguna vez que la ironía era el canto de un pájaro que ha aprendido a amar su propia jaula. Una y otra vez, varones blancos sin rumbo ni destino se regodean en su propia miseria (y desprecian a los imbeciles, a los ingenuos, a los felices). En este caso la salida (aunque conservadora, restauradora) la muestra un personaje femenino y la trama no cierra hasta que el varón lo reconoce (creo que hay algo medio machista ahí). Incluso en una comedia romántica que restituye los valores del género como esta, el presente se cuela de formas enigmáticas. Ella es preciosa, un milagro casi. Él tiene su magia de "sad boy" como le dice ella en un momento. Por momentos queremos, con todas sus miserias, ser como ellos. Es una comedia romántica al fin y al cabo.