Sick

Sick ★★★½

Catalogada como el regreso a los orígenes, a todo aquello que acredita la carrera de Kevin Williamson como escritor; SICK (2022), hace todo lo posible para saciar el apetito por un modesto y revolucionario slasher, a la altura de Scream o Sé Lo Que Hicieron El Verano Pasado, adaptado en tiempos post-pandémicos.

Hace uso de manera práctica, y convincente, de todos aquellos reglamentos sanitarios establecidos por las autoridades para combatir la mortal enfermedad que nos sacudió durante el 2020. El distanciamiento social tiene un efecto negativo en nuestro par de protagonistas, quienes tendrán que luchar, cara a cara, ante una amenaza aún más peligrosa que la epidemia mundial que se vive. 

Kevin Williamson explota al máximo estos hábitos que se convirtieron de vida o muerte durante la pandemia, y que al mezclarlo como ingrediente extra al subgénero slasher - home invasión, nos regala secuencias con extrema tensión, un suspenso sin restricciones, persecuciones extraordinarias y una buena dosis de sangre. Además hace una introspección a todo esos comportamientos y conductas agresivas que, por desinformación o simple frustración, delimitaron a una sociedad con extremo miedo al contagio. 

El guion en SICK es preciso, y su puesta en escena es lo suficientemente convincente para causar una impresión positiva. Sin embargo, a pesar de contar con un grupo pequeño de personalidades y posibles víctimas, no hay trasfondo ni conmoción por ninguno de ellos. El ingenio para el desarrollo y diálogo de los personajes principales es casi inexistente. 

SICK tiene un buen ritmo y no pierde tiempo en el desenvolvimiento de su premisa. El elenco hace un trabajo sobresaliente, sobre todo en las escenas de acción y frenesí. No reinventa al subgénero, pero hace lo necesario para generar una angustia/emoción absoluta de principio a fin.

Block or Report