Eternity

Eternity ★★★★

Si algo se le tiene que aplaudir a Wiñaypacha es su dirección y su fotografía. Y es que el apartado visual de esta película es bellísimo. El director de fotografía es un capo.
El apartado narrativo no se queda atrás. La historia es simple, pero bien ejecutada. Todo fluye de manera muy natural y las actuaciones resultan realistas. Esto incrementa el impacto de las escenas más crudas del filme.

Fácilmente, una de las mejores producciones peruanas de los últimos años.