Noroi: The Curse

Noroi: The Curse ★★★

Generalmente el género de falso documental, usado con mayor frecuencia en temáticas de horror o sobrenaturales, suele tener un impacto mayor en el público debido a su crudeza tan realista a diferencia del cine convencional.

A diferencia de El proyecto de la bruja de Blair, la cinta por excelencia en este tipo de géneros, Noroi: La maldición cuenta con un mayor presupuesto y una estética mucho más acorde a los convencionalismos del cine moderno, se nota un guión establecido y una estructura dramática mejor cuidada. Toda la película esta construida para llegar al espectador de la única manera posible: horrorizándolo. Tampoco es que se abuse de los sustos, creo que se contuvieron, pero las secuencias aisladas de horror son las necesarias y las justas para provocar en el espectador el miedo total, el miedo a lo desconocido. Kōji Shiraishi, director y guionista, es muy inteligente y hábil en plantearte la historia como si fuese una investigación policíaca que al llegar a su punto clímax generará en ti la sensación de que ya no hay marcha atrás, todo lo que vendrá a partir de ahí será como una montaña rusa en picada que jugará con tu cerebro de mala manera.

En definitiva, Noroi: La maldición, es una excelente muestra de los alcances tan grandes que puede tener un falso documental cuando se tiene talento y determinación de lograr un impacto acertado en el espectador. Usa los elementos más básicos del cine moderno y los combina con el documental de manera muy acertada para llevarte por un viaje al mismo infierno, un viaje que nunca olvidarás y que hará que sufras como pocas veces lo has hecho.