Spencer

Spencer ★★★★★

Ya lo he dicho en otras ocasiones, pero lo vuelvo a recalcar aquí. Pablo Larraín se ha convertido en uno de mis directores favoritos y es que sabe abordar este tipo de personajes e historias para que no vayan a lo convencional, para poner el dedo en la llaga y sacar algo más con introspecciones que van más allá de lo a que simple vista se podría hacer. Estaba esperando mucho Spencer, un poco por ver como se abordaba a un personaje tan conocido como la Princesa Diana sobre todo cuando su persona es alguien que se ha sobreexplotado en el medio en los últimos años y segundo, ver como Kristen Stewart iba a tener su aproximación hacia este enorme icono.

El resultado de Spencer ha sido excelente. Esta es una película que termina por ser un estudio de personaje en el que esta fábula nos deja ver una triste realidad, nos permite entender como Diana se sentía prisionera, como se sentía encapsulada, contenida, sofocada, asfixiada, todo en un sentido de presión donde todas las decisiones a su alrededor estaban tomadas, donde todo ya estaba calculado, donde cada una de esas decisiones eran demasiado artificiales o prefabricadas y en las que si ella exponía su opinión esta era criticada solo por romper el protocolo, simplemente basta con escuchar el enorme menú para las navidades con preparaciones tan extravagantes para darse cuenta de cómo todo lo que pasaba era algo tan surreal en la que no había ningún sentido de gozo o diversión. Kristen hace un trabajo extraordinario ya que se desvanece en Diana, realmente me costó ver a la actriz ya que el personaje está presente y si bien sabemos que Larraín nos narra esto como algo que no realmente ocurrió, el guion de Steven Knight nos deja ver ese punto de ebullición al que el personaje es llevado, ahí es donde brilla Kristen porque su mirada es donde está la desesperación, donde se siente el aislamiento, donde solo encuentra paz al estar con sus hijos y donde se siente cómoda hablando con personas que sí pueden decirle verdades y no ser simples "yes man" de los que ella ya está fastidiada y hasta sabe que les contestarán.

En parte Spencer se siente como una introspección terrorífica en las que las emociones son palpables, en las que ella se siente sometida y es a través del conectar con su antigua casa, de mantenerse firme que intenta salir adelante, de poder tener algún sentido de empoderamiento ante algo que la tiene al borde de la demencia. Complementan muchísimo el score melancólico, pero a la vez incomodo de Jonny Greenwood y la fotografía bellísima de Claire Mathon. Spencer al final es otro triunfo de Pablo Larraín, una muy sólida película en la que Kristen da una actuación fenomenal y en la que vemos un relato que va más allá de la simple biopic para dejarnos ver lo que va ocurriendo con una de las figuras públicas más importantes.

Block or Report

Diego liked these reviews

All