My Dear Enemy

My Dear Enemy ★★★★½

This review may contain spoilers. I can handle the truth.

This review may contain spoilers.

-Reseña en español-

Recientemente volví a verla buscando aclarar mis dudas sobre si seguía siendo tan buena como recordaba, y a decir verdad ahora me gustó mucho más.

El hecho de que recordaba la trama y las situaciones que nuestros protagonistas encaran, me dio la oportunidad de enfocarme mas en las pequeñas expresiones que demuestran, porque de eso se trata esta película, de las expresiones pequeñísimas y a veces casi imperceptibles con que los personajes responden en sus interacciones.
Lo que nuestros actores principales se encuentran son situaciones simples (a lo mucho, inconvenientes) que no desvían el rumbo de la película a la mitad, ni revelaciones que hace que cambies la forma en que ves a los antes mencionados. De la misma forma que ellos mismos lo hacen dentro de su universo, aprendes sobre ellos y los comprendes poco a poco. Del protagonista masculino Byung-woon, carismático, alegre, e infantil (y muy, muy social)lo descubres por sus conocidos, por lo que las personas hablan de el, y por escasos momentos donde muestra interés, atención y seriedad; a los cuales su acompañante Hee-soo reprocha en varias ocasiones de forma cómica ("¿No puedes ser serio por una vez?" y un poco antes "No actúes serio. No va contigo").

En la trama las escenas que ocurren son muy similares, e incluso podría decirse que tal vez alguna que otra pudieran ser quitadas pues pareciera que no tuvieran algún valor narrativo. Pero al final de la película te das cuenta que cada momento donde aparecen en la pantalla son necesarios. No para mí como espectador, si no para ellos, o para Hee-soo más en especifico, cada vez que contenía su pequeña sonrisa, las incontables veces que mostraba en su cara incomodidad, cosas tan simples como comprar un café en lata construían su personaje. Y al final, cuando ella encuentra un pagaré mientras maneja sola por la noche, y sonríe, te das cuenta que todo era necesario, y que todo valió la pena.