Spencer

Spencer ★★★★½

Diana: “the Shocked”
Mi intención inicial era ver esta cinta en cines ya que al parecer si la estrenarán en mi país pero las ansias me ganaron, además a mi hermana le fascina toda la biografía de Lady D por lo que me anime a descargarla, ya culminada puedo decir que me pareció brutalmente bella y dolorosa por lo que sin pensármelo la volveré a ver en una pantalla grande.
De arranque se debe entender que esta cinta no pretende en ningún momento ser un documental biográfico, Pablo Larrain se anima en Spencer a realizar un trabajo de exploración dentro de lo más profundo del pensamiento y la psicología humana, con un grado de sutileza tal que los diálogos serán casi nulos pero las imágenes tendrán el rol protagónico de ilustrar la etapa mas cruel de una de las mujeres más reconocibles de la cultura popular moderna a pesar de sólo mostrarnos unos cuantos días de su vida.
Cada encuadre de la película, en donde muy pocas veces se hace ausente el personaje de Diana, si bien daría la impresión de ser un mero despliegue de las capacidades técnicas de su director y del staff de producción entero estos van más allá y logran capturar toda la esencia, la personalidad y la visión de la mujer detrás de las portadas de los diarios.
Entre las varias virtudes que tiene Spencer la que probablemente más sobresale es la labor de Claire Mathon para regalarnos una de las mejores cinematografías del año, llegando al punto de hacer de una escena tan mundana como es la de Diana regurgitando en el inodoro todo un ejercicio artístico digno de ser visto.
Lo hecho en el presenta año por Hans Zimmer fue de otro mundo, pero me parecería injusto que se deje de lado la monumental composición musical que realizó Jonny Greenwood tanto en esta cinta como en The power of the dog, personalmente me quede muy maravillado con su conmovedora banda sonora producida en esta ocasión con el uso de un jazz que combina muy bien con el estilo sobrio de Larraín para dirigir sus cintas.
El director chileno fue quizás el mayor responsable de que este proyecto salga tan bien, previamente solo había podido explorar dentro de su filmografía a Jackie siendo que ya me daba un acercamiento del buen manejo que tiene para hacer de la biografía de un personaje que vivió a la sombra de los reflectores, en el biopic de la primera dama norteamericana logró enaltecer su imagen al no catalogarla solo como la flamante esposa de John Kennedy sino que la dota de un protagonismo único, su labor en Spencer me pareció superior a su anterior trabajo en tanto no solo lograr de forma maravillosa el conocer cada dimensión de la vida de la princesa, sino también lo complementa con un suspense inquietante que emplea ciertos elementos de fantasía y de un buen uso de la iluminación natural para construir un auténtico terror psicológico.
Uff el vestuario, se nota que le pusieron mucho empeño en lograr a la perfección un parecido meticuloso con los glamorosos vestidos que Diana uso en vida, Dune la tendrá difícil en esta categoría.
Si Robert Pattinson ya había demostrado por méritos propios que no se le podía seguir encasillando como “el chico Crepúsculo” ahora llega Kristen Steward para demostrar que es una actriz con demasiado potencial para marcar una época con sus interpretaciones. Su actuación como Diana está a la altura de la gran cantidad de elogios que ha recibido últimamente, en cada escena ella es la que lleva el ritmo de la historia, con cada gesto y mirada comunica esa incómoda transición que le toco vivir, el no pertenecer en un entorno donde la apariencia y la tradición lo es todo, la soledad y la superficialidad en torno a todas sus relaciones con los miembros de la realeza. 
Una mención aparte para Sally Hawkins y Sean Harris, sus encarnaciones están brutalmente buenas, sin embargo la trama, justificadamente, no va en torno a sus personajes así que sus roles terminan siendo algo unidimensionales.
Después de todo lo positivo y bajo un orden de congruencia podría concluirse que Spencer es una obra que roza la perfección, lo podría ser tranquilamente por los grandes logros técnicos que ostenta, sin embargo mi experiencia con esta cinta fue muy limitada emocionalmente, puede que en ciertas escenas me halla quebrado de frustración por ver con lo que lidiaba la protagonista día a día, entre esas escenas la de la cena navideña y las perlas podría considerarse una master class de dirección… pero me surgió la siguiente interrogante: ¿la presión, el hostigamiento y el maltrato del que fue victima por parte de la familia real fue realmente el factor generador de todos sus males? Como un espectador común y corriente, que no cuenta con conocimientos periciales de psicología la respuesta fácil podría ser un no, es decir, era una mujer miembro de la realeza con todos los privilegios y facilidades que eso implica, a priori podría pensar que todo estaba en su cabeza o que dramatizaba su situación, pero como dije antes no soy un experto en psicología. El tema con lo anterior es que eso me dejó con una sensación de vacío al final, si bien una película no tiene la obligación de dejar si o si una enseñanza o algo con lo que podamos crecer como personas esta cinta en particular simplemente se queda como una obra de profundización en la mente de un personaje icónico y no más. Ojo, eso no significa que no halla quedado maravillado con esta película, siento que es una opción que invita a poder hablar sin parar de ella, sin más que decir solo puedo recomendar encarecidamente que la vean, y si es en el cine mucho mejor.

Puntaje personal (8.8/10)
2021 Ranked 

Block or Report

Daniel liked these reviews

All