Favorite films

Don’t forget to select your favorite films!

Recent activity

All

Recent reviews

More
  • The Father

    The Father

    Estructurado el juego de-mente de Florian Zeller. La inevitable decadencia que trae bajo el brazo la vejez encarnada en un Anthony Hopkins absolutamente lúcido y lucido, es el centro de esta historia donde un padre se va perdiendo lentamente entre las lagunas de la memoria y su hija -una digna Olivia Colman- intenta de todos los modos mitigar la pena. La riqueza de este relato viene de un acuerdo entre guión y montaje para llevarnos ante la destrucción mental del anciano, que poco a poco nos va recordando que el tiempo solo es una señal que aplaza nuestra absoluta fragilidad.

  • American Hustle

    American Hustle

    La película más perdedora de la Academia tuvo un castigo duro por construir un entramado de engaños entre policías y ladrones que no nos lleva en algún momento a la empatía hacia algún personaje, y eso que las actuaciones de Bale, Cooper, Adams y en especial Jennifer Lawrence son atractivas. Una película de domingo, con la estafa como centro, salpicaduras de Scorsese, ambición y torpeza policíaca, pero con una dirección de arte y vestuario espléndida que se remonta a los 70s con acierto.

Popular reviews

More
  • Ema

    Ema

    La grandeza que podría capturar esta película es a través de una anárquica coreografía audiovisual con imágenes para el recuerdo y momentos de montaje con brillo, además de un soundtrack de Nicolás Jaar excelso. Sin embargo, su historia no cuaja del todo. La emancipación de una bailarina por recuperar un hijo adoptado a través de un plan con poca credibilidad y una catarsis de liberación sexual algo forzada se aleja hacia el absurdo y se queda a medio camino a la hora de convencer. Una danza sofisticada que termina siendo un reggaeton insolente sin mucho fondo.

  • Borat Subsequent Moviefilm

    Borat Subsequent Moviefilm

    La acidez kazaja no pierde sustancia. Baron Cohen regresó con su acostumbrado arsenal de costumbres políticamente incorrectas y su forma desvergonzada de despedazar el american way of life desprestigiando políticos (lo de Giuliani es combustible puro), pastores religiosos y 'gente de bien'. Mantiene la línea del historial de la primera parte, lo que lo hace previsible pero no menos irreverente. Y con el valor agregado de Maria Bakalova, ingrediente vital para que la cabeza rechine con el propósito granuja de incomodar que tiene este falso documental.