The Killing of Two Lovers

Un café ristretto de drama familiar. Su naturalismo, desolación y crudeza se sienten auténticos. No me la quito de la cabeza.
Cineasta a seguir desde ya.